Subprograma – Prevención de cáncer de cuello de útero

Pueden acceder todas las afiliadas, ya que el objetivo es promover la igualdad de derechos, la equidad y la justicia social; como también contribuir a mejorar la estructura de oportunidades para el acceso a una atención integral de la salud sexual y reproductiva. Se busca disminuir la morbimortalidad materno infantil; prevenir embarazos no deseados; contribuir a la prevención y detección precoz de enfermedades de transmisión sexual, VIH/sida y patologías genitales y mamarias; potenciar la participación femenina en la toma de decisiones relativas a su salud sexual y procreación responsable, etc.

  • 1 Colposcopía  por año, con cobertura al 100%.
  • 1 PAP (Colpocitología) por año, con cobertura al 100%.

Prevención de cáncer de cuello de útero

Este cáncer se produce por un crecimiento anormal de las células del cuello del útero. Es causado por algunos tipos de VPH (Virus de Papiloma Humano).

El VPH es un virus muy común que se transmite generalmente a través de las relaciones sexuales. En la mayoría de los casos, el virus desaparece solo. Pero si la infección persiste, puede producir lesiones que con los años pueden convertirse en cáncer.

¿Cómo prevenir este cáncer?

Haciendo, periódicamente, el papanicolau (PAP) que es un examen ginecológico muy sencillo, que ayuda a detectar tempranamente el cáncer en el cuello del útero.

¿Quiénes deben hacerse el PAP?

Se recomienda la realización de un PAP a partir de los 25 años y especialmente entre 35 y 64 años.

Si durante dos años seguidos el PAP dio negativo, es decir que no se detectaron lesiones en el cuello del útero, se recomienda hacer un PAP cada tres años.

¿Cómo prepararse para el PAP?

  • No tengas relaciones sexuales 48 horas antes de la toma de PAP.
  • No introduzcas en la vagina óvulos o cremas cinco días antes del examen.
  • Si estás menstruando, no podés hacerte el PAP.
  • Si estás embarazada podés hacerte el PAP.