Explican el nuevo régimen de afiliaciones, con amplios beneficios para la población joven

El encargado de brindar los detalles fue el jefe del sector Afiliaciones del ISSN, Marcelo Medina, en declaraciones al programa de radio Contrafuego que se emite por RDV 90.7. El funcionario respondió a un amplio abanico de preguntas para esclarecer dudas sobre el nuevo régimen de afiliaciones, que tiene vigencia desde el 1º de septiembre del 2012. Y aseguró: “con el valor que estamos cobrando, estamos por debajo de todas las prepagas”.

Neuquén.- A partir del 1º de septiembre de este año, el Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN) modificó su régimen de afiliaciones a partir de la necesidad de corregir la asimetría que existía entre el valor que se cobraba a los adherentes y el consumo real que insumían  a la obra social provincial. “Lo que ocurría es que la población directa obligatoria estaba, de algún modo, subsidiando los costos de la población adherente. Entonces nos planteamos cuánto va a valer el nuevo adherente? Y dijimos: va a tener un valor no menor a lo que gasta, por eso se estableció que el nuevo adherente no puede pagar menos de 520 pesos que es lo que consume”, indicó el funcionario.

Marcelo Medina, encargado de Afiliaciones y Alfredo Olave, jefe de División, Coordinación y Fiscalización de Afiliaciones del ISSN, explicaron detalles del nuevo régimen, pero fundamentalmente los criterios que primaron para establecer el valor de cuota del nuevo adherente. “Se hizo un trabajo con varios departamentos del ISSN en función de hacer un análisis de la población  que tenemos cubierta, dentro de ellos, los afiliados en su condición de adherentes, El estudio que se hizo, de tipo estadístico y contable, nos aportó un dato relevante y que tiene que ver con los consumos de los afiliados adherentes”, explicó Medina. Y agregó: “A partir de ese consumo general, dividido por la población de adherentes con la que contamos, obtuvimos un valor per cápita, de unos 452 pesos, a lo que hay que sumarle un 10% en concepto de gastos administrativos (como teléfono, proceso de facturación, etc.) para llegar a un valor final de 520 pesos”.

Para dimensionar la asimetría existente, el funcionario hizo un parámetro entre el régimen anterior y el actual. Antes del 1º de septiembre, un afiliado adherente, de manera individual, abonaba una cuota de 325 pesos. Ahora bien, en caso que ese titular tuviera dos cargas de familia, el valor pasaba a 650 pesos, es decir, que per cápita (por cada miembro) el ISSN cobraba 216 pesos; y si tenía cuatro cargas, el valor pasaba a 851 pesos, es decir per cápita 170,20 pesos; en definitiva, la fórmula que se aplicaba era sobre la base de un valor individual que descendía de acuerdo a la composición familiar.

“Esto nos llevaba a que la población directa obligatoria, es decir el afiliado  o afiliada vinculada a la obra social por ser empleado del Estado, de alguna manera subsidiara los costos de una población que es adherente, esto había que corregirlo”, afirmó Medina.

A partir de la nueva fórmula que se aplica, para los nuevos adherentes, el esquema del flamante régimen será el siguiente: cada uno pagará 520 pesos y así por cada miembro, aunque con la posibilidad de modificar la categoría en caso que esos miembros sean jóvenes, ya que se trata de una franja población que a partir de ahora contará con mayores beneficios. En el caso de quienes ya son adherentes –volviendo al ejemplo del titular con cuatro cargas que hasta el mes pasado pagaba 851 pesos- se les hará una bonificación, de manera que en forma paulatina y en un plazo no menor a un año ni superior a dos años, logre incorporarse al valor actualizado de 520 pesos per cápita, que en definitiva es lo que se considera el valor de consumo.

Pero además de esta modificación, el nuevo régimen incorpora importantes beneficios en la población joven. “También con la misma variable, hicimos una valoración de un sector determinado que va de los 18 a los 35 años y analizamos que en este segmento, el consumo disminuía considerablemente. Para esos casos, establecimos un plan distinto que es individual y al que pueden acceder los nuevos afiliados adherentes o bien, modificar su categoría los actuales (en lugar de tener al joven a cargo, iniciarlo como autónomo, con lo cual en lugar de $520 pasará a pagar sólo $350)”, indicó el jefe de Afiliaciones del ISSN.

Para dimensionar las modificaciones, el funcionario graficó lo más destacado:

  • En la categoría adherentes existen dos variantes: por un lado, existe una categoría que la conforma el autónomo, quien contrata el servicio del ISSN como un seguro de salud prepago. Por el otro, quien se incorporó a través del grupo familiar de un afiliado directo obligatorio (anteriormente, la obra social provincial permitía la incorporación de determinados parientes como beneficiarios, por caso, tíos, suegros, primos, etc. Esta situación se fue limitando en los últimos años, porque también fueron modificándose las condiciones sociales). Para estos casos se creó una nueva figura: afiliados residuales, a quienes hasta el mes pasado se les cobraba una suma fija de 70 pesos, ahora se les seguirá dando cobertura pero cobrándoles un monto porcentual (el 3% del haber remunerativo del titular, con un monto mínimo de 150 pesos por cada uno de los afiliados residuales).
  • En cuanto a los afiliados directos obligatorios (es decir, los empleados en relación de dependencia con el Estado), con el nuevo régimen se modifica el tipo de afiliado del grupo familiar que se puede tener a cargo y por lo tanto se amplían los beneficios. Ahora podrán incorporar:
    • A los hijos hasta los 90 días de manera provisoria. Se les asegura cobertura mientras sus padres gestionan DNI, certificado de nacido vivo, etc. para luego incorporarlos de manera definitiva sin ningún tipo de requisito hasta los 18 años.
    • De los 18 a los 21 años, estudie o no estudie, siempre y cuando no trabaje, también sin costo y sin carencias.
    • Hijos de 21 a 26 años, siempre y cuando estudien y no trabajen (con el anterior régimen se les cobraba el 2% del ingreso remunerativo del titular con un mínimo de 15 pesos).
    • A la cónyuge o concubina que se encuentre desocupada.
    • A los hijos discapacitados de 21 años en adelante, también pasan a cargo del ISSN.
    • Al menor que se encuentra en proceso de adopción.
    • A los recién nacidos, en el caso por ejemplo de un titular que tiene incorporada a su carga familiar a una embarazada, se le asegura la cobertura de la obra social hasta el puerperio y para el hijo/a durante un año de vida.

“Con estas modificaciones, lo que hicimos fue ampliar los beneficios de los hijos de nuestros afiliados, beneficiando a unos 2500 (en el caso de los adherentes hasta 21 años) y unos 6.500 hasta los 26 años, sin costo”, concluyó Medina.

Extracto de la entrevista realizada en el programa Contrafuego que se emite por RDV.

 

(Neuquén, 17 de Septiembre del 2012).